Conducción segura en moto: técnicas para evitar accidentes

Realizar una conducción segura en moto es la mejor manera de prevenir posibles accidentes en la carretera que pueden ocasionar muchos problemas.

En múltiples ocasiones, las distracciones a los mandos de la moto o los malos hábitos pueden causar contratiempos que son evitables fácilmente, solo hay que concienciarse.

Son muchos los factores que pueden influir en un impacto o caída en moto. Por ello debemos tener en cuenta todas las causas que estén en nuestra mano para disminuir el número de percances.

En el post de hoy te damos algunos consejos y técnicas que puedes llevar a cabo en tu día a día para mejor tu conducción y hacerla más segura.

5 técnicas de conducción segura en moto

Atención y anticipación

Quizás estás sean las dos ‘reglas de oro’ en la conducción segura que debes tener en cuenta cuando te subes a una moto, sobre todo si te encuentras circulando por la ciudad.

Prestar atención en la carretera. Es indispensable si quieres evitar al máximo los accidentes. Debes tener todos tus sentidos alerta, sobre todo la vista y el oído.

Mira a tu alrededor. El tráfico muchas veces es continuado y te ves rodeado por otros vehículos, por ellos no debes perders a ninguno de vista, ya que es importante que tengas a todos controlados para poder anticiparte.

Analiza sus movimientos. Sobre todo de los que se encuentran cerca y te puedan perjudicar.

Utiliza los espejos. De esta forma controlarás también todo lo que está sucediendo a tu alrededor, sobre todo en el momento de adelantar a otros vehículos. Mantenlos limpios y en la posición correcta que te permita ver bien.

Mira por los espejos para una conducción más segura

Ojo al ángulo muerto. Antes de realizar cualquier movimiento, cerciórate de que ningún vehículo se encuentra a tu alcance. Mira bien el espejo y mueve la cabeza para alcanzar todos los puntos.

No solo los vehículos en movimiento son un peligro. Los peatones o los vehículos parados también pueden presentarse como un grave problema que obstaculiza tu conducción en moto.

Mantente preparado para realizar cualquier movimiento. Recuerda hacerlo siempre de la manera más suave. Un movimiento realizado de forma brusca, puede hacerte perder el control y causar un accidente.

Posición en la calzada

Al igual que debes controlar tus ángulos muertos utilizando los espejos de manera correcta, debes evitar meterte en los de los demás vehículos.

Mantente siempre en un punto donde los otros vehículos te puedan controlar y no se interpongan en tu camino. Si no te ven, no te podrán tener en cuenta.

No ser visto, por ejemplo en un adelantamiento, puede traer fatales consecuencias. El margen de maniobra es mínimo y puede convertirse en un peligro para ti.

Mantén siempre la distancia de seguridad con los demás vehículos. Sobre todo si te encuentras en la ciudad donde los semáforos pueden cambiar de verde a rojo en un abrir y cerrar de ojos.

Y no solo la frontal y la trasera, también la distancia lateral al realizar cualquier tipo de adelantamiento. Sé consciente de tener el espacio suficiente para realizar la maniobra de una manera correcta.

Visibilidad

Está muy ligado al punto anterior, pero es de vital importancia tratarlo más en profundidad. Muchos conductores no tienen en cuenta la visibilidad como técnica de conducción.

En primer lugar, mantén un buen mantenimiento de los faros, ya que al fin y al cabo, son los que alumbran tu camino y los que te hacen ver a ojos de otros conductores.

Mantenlos siempre limpios, sobre todo después de una larga ruta y muchos kilómetros de conducción. Asegúrate que lucen correctamente, que la bombilla está en perfecto estado y que la intensidad es la adecuada.

Faros Kawasaki

Señaliza todos tus movimientos. Utiliza los intermitentes de manera adecuada para que otros vehículos puedan tener en cuenta tus movimientos antes de realizarlos.

Muchas veces creemos que no es necesario no señalizar un movimiento, pero puede marcar la diferencia. Solo tú conoces la acción que están pensando en realizar.

¿Te revisas constantemente la visión? Puede parecer una tontería y no le prestamos atención, pero es un punto muy importante.

Tener una visión clara es vital para una conducción segura, independientemente del vehículo que utilices. No ver a un peatón que está cruzando a lo lejos o una señal con claridad, puede traer fatales consecuencias.

Revisa tu visión periódicamente y haz caso a las recomendaciones de los profesionales. Si te sugiere la utilización de gafas, no lo dejes pasar.

La forma de conducir

Muchos conductores adquieren una serie de hábitos en la carretera que pueden ser perjudiciales para el resto de vehículos.

Las pautas de conducción que nos enseñan en las autoescuelas se van perdiendo con el tiempo, hasta el punto que nos olvidamos de realizar una conducción segura.

Tal y como mencionamos unas líneas más arriba, la antelación es uno de los puntos más importantes, por lo que, si se avecina una curva, prepárate.

En el artículo ‘Cómo trazar curvas en moto‘ de la DGT, se ilustra de una manera muy clara, paso por paso, cómo se debe tomar una curva de la manera más segura. ¡Toma nota!

Cómo trazar una curva en moto para una conducción segura
Fuente: Revista DGT ‘Cómo trazar una curva en moto’

La frenada en una moto es otro de los aspectos importantes que debemos tener controlados.

Como ya te aconsejamos en el post de Tips para conducir la moto con lluvia de forma segura, debes encontrar el equilibrio entre el freno trasero y delantero.

Debes conocer bien la moto que estás conduciendo para tomar la decisión más adecuada y saber cuál es el freno adecuado que debes utilizar en cada situación.

Evita las frenadas bruscas, puedes desequilibrarte y provocar una caída que podría haberse evitado. De aquí la importancia de la atención y la anticipación.

Respeta las señales de tráfico. En este caso queremos hacer hincapié en la necesidad de acatar todo tipo de señalizaciones que nos encontremos en nuestro recorrido.

Equípate de la manera correcta

Ya hemos hablado de la obligatoriedad de la utilización de un casco de moto homologados para una conducción segura.

Pero también el uso de una chaqueta y un pantalón con las protecciones adecuadas o unos guantes que protejan tus manos, pueden salvarte la vida o evitar lesiones graves.

Lo primero que debes pensar, antes de comprarte el equipamiento, es en el uso que le vas a dar a la moto. No es lo mismo conducir por ciudad, que realizar largas rutas o practicas enduro.

Déjate aconsejar por los profesionales que se encuentran en las tiendas Ellos sabrán encontrar el producto que más se adapta a tus necesidades y te harán ahorrar mucho tiempo y dinero.

Si ya tienes el equipamiento, que no te venza la pereza, ¡utilízalo! Aunque sea para trayectos cortos, ponte la chaqueta y los guantes. En en caso de caída, lo agradecerás.

Un buen mantenimiento de la moto también puede considerarse como una técnica de conducción segura. Te aseguras de que tu moto esté al 100% para pisar la calle.

Existen también cursos de conducción segura en moto que te ayudarán a adquirir nuevos hábitos en la carretera y evitar peligros.

Recuerda, conduce con precaución, atención y antelación. No hagas movimientos bruscos y ten en cuenta al resto de vehículos.

¡Nos vemos en el siguiente post 👋!

Deja una respuesta