Nuevas etiquetas de la DGT: Qué son y como conseguirlas.

¡Las etiquetas medioambientales para motos ya están aquí! Es evidente que las motos se han vuelto mucho más eficientes en los últimos 15 años. Ha cambiado mucho desde aquellos scooters de 2 tiempos que inundaban las calles dejando nubes de aceite quemado. Ahora, los modernos sistemas de inyección electrónica y la hegemonía de los motores a 4 tiempos han cambiado mucho las cosas.

Un motor de una pequeña 125 moderna puede recorrer cerca de 200 kms con apenas 5 litros de gasolina. Junto con su catalizador consigue que las emisiones de CO² sean mínimas. Si tenemos en cuenta las motocicletas eléctricas, cada vez más populares entre nosotros, dichas emisiones se vuelven inexistentes.

Pero no todo es blanco ni negro. Entre las motos más contaminantes existes múltiples matices. Para eso existen las etiquetas de la DGT, para clasificar las motos dependiendo de su potencial contaminante. Este sistema de etiquetas ya se ha implementado en automóviles con relativo éxito. Aunque es importante destacar que un automóvil es más contaminante que una motocicleta con la misma etiqueta, los requisitos no son los mismos.

Esta clasificación se ha realizado según los niveles de emisiones en base a los datos de homologación europeo y con la colaboración entre la DGT, la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), Ayuntamiento de Madrid, el Ayuntamiento de Barcelona, el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC),  el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Las distintas etiquetas medioambientales.

C – Nivel de emisiones Euro 2.

Esta normativa entró en vigor de manera obligatoria a partir de 2003. Coincide con la popularización de los motores con inyección electrónica. A partir de esta norma los motores a carburación se vuelven cada vez más escasos.

B – Nivel de emisiones Euro 3 y Euro 4.

A partir de la norma Euro 3 los motores incorporan líneas de escape catalizadas para reducir sus emisiones. Con vistas a la Euro 4, reducir las emisiones se ha convertido en uno de los objetivos prioritarios a la hora de desarrollar una moto.

ECO – Categoría eléctrica HEV y PHEV con autonomía inferior a 40 km.

Probablemente esta será la categoría menos utilizada de todas, al menos a corto plazo. Para llevar esta etiqueta en tu moto necesitas conducir una motocicleta híbrida, ¿cuántas conoces? Exacto, no existe ninguna. Lo más parecido a una «motocicleta híbrida» es el Piaggio MP3 Hybrid, un triciclo ya descontinuado. Aún así, es lógico que se incluya esta categoría con vistas al futuro. Si tenemos en cuenta la cantidad de prototipos híbridos, estamos seguros de que no tardará mucho hasta que uno llegue al mercado.

0 – categoría eléctrica, BEV, REEV, o PHEV con autonomía superior a 40 km.

Estamos ante la categoría más ecológica de todas. Supone una etiqueta reservada a las motocicletas eléctricas. Estas motocicletas son propulsadas únicamente con un motor eléctrico y carecen completamente de motor de combustión. Aunque cada vez son más populares, aún son minoría. Por supuesto, las emisiones contaminantes de estas máquinas son inexistentes.

Sin etiqueta.

Si posees una motocicleta que no se adecua a ninguna de las anteriores categorías no podrás acceder a ninguno de los beneficios asociados.

etiquetas-dgt
Las etiquetas son diferentes dependiendo de las emisiones y el tipo de vehículo.

¿Para qué sirven estas etiquetas?

Realmente, los beneficios asociados a estas etiquetas son competencias de cada ayuntamiento. Por ejemplo, si vives en una gran urbe como Madrid o Barcelona podrás acceder al centro de la ciudad en periodos de alta contaminación atmosférica.

Dichos beneficios pueden incluir desde beneficios fiscales hasta zonas de acceso prioritario.

Cómo solicitar la tuya.

Cuando se introdujo la misma campaña de etiquetas para automóviles se enviaron miles de etiquetas a propietarios. Para las motos será diferente, hay que comprarla en la oficina de Correos. Solicitar una etiqueta tiene un coste de 5€ y es necesario presentar el permiso de circulación del vehículo.

Acudiendo a una oficina provincial se expide al momento, de lo contrario tendrás que esperar un par de días.

Si antes de solicitar tu etiqueta quieres conocer cual te pertenece puedes consultarlo en la página web de la DGT o llamando al 060.

No olvides preguntarnos cualquier duda en la caja de comentarios. Puedes suscribirte a nuestro blog introduciendo tu correo en el formulario situado a la derecha de esta página.

Deja una respuesta