Edición especial cascos Arai en colaboración con Honda

Es de sobra conocido que la calidad y tradición son valores de peso en la cultura japonesa. Dos de las marcas japonesas más conocidas a nivel mundial unen fuerzas para poner a disposición de sus clientes verdaderas piezas de colección. Estas marcas no son otras que Arai y Honda.

Hirotake Arai era un gran aficionado a las motos.

La primera surge de la afición de Hirotake Arai, un gran aficionado a las motos que tras varias caídas comprendió la importancia del casco en una época en la que no estaban disponible en Japón. Su hijo, Mitch Arai, tomó el control de la empresa en los años 70. Por aquel entonces los cascos estaban estandarizados, no había ninguna marca que marcase la diferencia. Mitch comenzaría a marcar la diferencia anteponiendo la seguridad y la calidad de fabricación que mantendrían hasta día de hoy.

Grandes avances en materia de seguridad han sido desarrollados por Arai. El cierre de doble hebilla es prueba de ello ¡Incluso han formulado la proporción perfecta para cascos: la R75! Todos estos avances conforman un sello de calidad en la que confían pilotos de MotoGP de la talla de Maverick Viñales o Dani Pedrosa.

Por otra parte tenemos a Honda. Este fabricante retiene el título actual de Moto GP de la mano de Marc Márquez. Aunque todo parezca ir sobre ruedas para la firma nipona sus comienzos fueron francamente duros. Soichiro Honda se vería arruinado después de que su fábrica de pistones fuese destrozada por un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial. Después de que su mujer no pudiese comprar arroz en el mercado negro por la imposibilidad de desplazarse más lejos con su bicicleta, decidió ponerle un pequeño motor de radio. Poco después comenzaría a comercializar estas bicicletas motorizadas ¿El resultado? ¡Revolucionar la movilidad de todo Japón y parte del mundo! A día de hoy las Honda están muy lejos de ser bicicletas con motor, pero sigue manteniendo la esencia que lo hizo triunfar.

Soichiro Honda fue una de las personalidades más trascendentes en el panorama automovilístico durante el s.XX.

La imagen de Honda y la calidad de Arai se funden en una gama de cascos destinada a hacer historia.

Gama Arai RX-7v edición Honda.

La gama RX-7 es la más completa de Arai. Estos cascos utilizados en competiciones como Moto GP o Superbike se posicionan como lo más seguros del mercado. Su obsesión por la seguridad llega hasta el punto de mantener las tapas exteriores para alojar el mecanismo de la pantalla sin que este debilite la calota.

En la última generación, el RX-7v, estas tapas son más pequeñas alisando las sienes para minimizar así el ruido y mejorar la penetración aerodinámica. Dicha aerodinámica se ve mejorada gracias al alerón trasero regulable. Sus ventilaciones también se ven mejoradas e incorpora un doble cierre en la pantalla.

Su seguridad está más que demostrada gracias a la doble homologación ECE-SNELL, el único del mercado con esta garantía.

Arai RX-7v edición HRC.

Honda Racing Company, por sus siglas en inglés HRC, es una compañía fundada en 1982 coincidiendo con la vuelta al podio de Honda en el mundial de 500c.c.

Esta compañía tiene como objetivo proveer material de competición a profesionales y aficionados de todo el mundo. HRC se ha convertido en la división de competición supervisando el desarrollo de máquinas para Grandes Premios, resistencia o Superbikes. Los mundiales conseguidos por HRC se cuentan por decenas, solo Toni Bou ha conseguido 20 títulos mundiales de trial. Eso sin contar los campeonatos conseguidos por leyendas de la velocidad como Mick Doohan, Valentino Rossi, Alex Crivillé, Nicky Hayden , Casey Stoner y Marc Márquez.

Una firma fuertemente vinculada a la máxima competición que se merece al casco más deportivo de Arai como homenaje materializado en esta edición especial HRC.

Arai RX-7v 30 aniversario de la Honda RVF RC30.

Durante los años 70 y gran parte de los 80 Honda solo tenía una obsesión: Ganar con una máquina de 4 tiempos cuando las motos de 2 tiempos dominaban en competición. Las motos con motor de 2 tiempos tenían una incidencia muy pequeña en el mercado. La filosofía de Honda siempre ha sido incorporar tecnología de competición en motos de producción, algo difícil con las 2T.

La gran oportunidad llegó con el mundial de Superbikes. Este campeonato enfrenta las motos de producción más rápidas de las marcas más punteras del mundo. En su primera edición Honda lo dio todo, puso en pita la RVF-RC30. Esta moto es prácticamente un prototipo matriculable. Pese a ser una máquina de producción, su objetivo no era vender un gran volumen de motos, sino ganar dicho campeonato.

¿Sus armas? Un motor V4 con una configuración muy similar a la actual RC213V de Marc Márquez. Un chasis muy ligero y unos componentes que harían temblar a muchas deportivas actuales. El conjunto se mostraría demoledor consiguiendo el mundial de Superbike en su primera edición disputada en 1987.

El Arai RX-7v RC30 Edition tiene la misma decoración que la moto original. Su legendaria combinación tricolor se ve completada por un perfil dorado y la inscripción Force V4 haciendo referencia al motor de la máquina.

Arai RX-7v edición Honda CB.

La Honda CB750 supuso una verdadera revolución.

Después de revolucionar la movilidad en Japón y dar el salto a todo el mundo Soichiro Honda estaba dispuesto a atacar. Honda lanzó la CB750 en 1969 dispuesta a desbancar a las deportivas europeas como las Norton o las MV Augusta.

La CB750 no solo era más rápida e incomparablemente más avanzada que sus competidoras ¡También era más barata! Esta moto no solo revolucionó el concepto de moto deportiva, sino que también creó el suyo propio. Las motos «tipo CB» fueron conocida como «Motocicleta Universal Japonesa«, las actuales naked. Pronto se hicieron CB’s de múltiples cilindradas, además de servir como inspiración para otras marcas del país del sol naciente como Yamaha o Suzuki.

Conmemorando esta verdadera revolución en el mercado surge la línea de cascos Honda CB en tres diferentes colores.

Arai Tour-X4 edición Honda.

El Tour-X4 es un casco que antepone la versatilidad. Destinado para un uso turístico incorpora una visera y una pantalla con un amplio campo de visión. Dicha visera está estudiada para minizar la resistencia aerodínamica a alta velocidad.

De todos modos, tanto la visera como la pantalla son desmontables consiguiendo así varios cascos en uno.

Tour-X4 homenaje Africa Twin.

arai-honda
La Honda de Cyril Neveu con los colores de HRC.

En los años 80 el París-Dakar era la carrera más popular del mundo. Cientos de valientes pilotos aceptaban cada año el reto de atravesar el desierto más árido del mundo sobre una moto.

Dicho evento se popularizó hasta tal punto que incorporo la Clase Marathon. Tal división ponía sobre las arenas del Sáhara a motos de producción que se podían comprar en cualquier concesionario. La respuesta de Honda fue la Africa Twin.

El motor bicilíndrico de 750c.c  destacaba por su fiabilidad y accesibilidad mecánica marcando una época. Su fama sería tal que se reeditaría con gran éxito hace 3 años volviendo a despertar interés por este tipo de motos.

Gracias a este éxito Arai ha diseñado una serie de cascos perfectos para la nómada del desierto basados en el Tour-X4.

Esta se compone por un modelo tricolor, con cierto aire clásico. De hecho es la misma decoración que la Honda ganadora en manos de Cyril Neveu.

Los otros diseños hacen referencia a la generación actual de la Africa Twin. Con la mítica ala como protagonista

¿Y a ti? ¿Qué decoración te parece más mítica? Nos encantaría que dejaras tu opinión en la caja de comentarios. Puedes suscribirte a nuestro blog introduciendo tu correo en el formulario situado a la derecha de esta página.

Deja una respuesta