45 años de Dainese: Cuando la protección se une a la confección.

¿Cuántas veces habrás visto al demonio de Dainese en la espalda de Valentino Rossi mientras corta el viento a la hora de encarar una recta?. Seguramente sea imposible contarlas, más aún si tenemos en cuenta la gran cantidad de campeones que han equipado material de la mítica firma italiana.

Max Biaggi, Kevin Schwantz, Barry Sheene, Giancomo Agostini, y por supuesto, Il Dottore, tienen algo en común: haber ganado un mundial enfundado dentro de un mono Dainese.

Pero, ¿quién y cómo se fundó esta marca? ¿De dónde surge la idea del demonio? Los más de 45 años de Dainese son mucho más apasionantes de lo que pueda parecer.

Se materializa una pasión

Dainese le debe su nombre a su fundador, Lino Dainese, que con apenas 20 años realiza junto a sus amigos un viaje a Reino Unido sobre sus Vespas. Corría el año 1968, se encontró con el Londres del Ace Café, la época dorada de las Café Racers y de los rockers. Todos ellos montados sobre motocicletas «ton up» como las Triumph o las Norton.

Eran motocicletas enormes y rápidas, extremadamente deportivas para los estándares de la Europa mediterránea de aquella época. ¿Os imagináis a un chico de 20 años acostumbrado a las Vespas y a motos de no mucho más de 200cc encontrándose con esas máquinas? Pero hubo algo que le marcaría tanto o más que esas motos: la estética de quienes las pilotaban.

rocker
Típica estética Rocker. Fuente: Pintrest

Si has visto películas como Quadrophenia, sabes de que te hablo. Estos moteros seguían la estética rocker, una tribu urbana con gran predilección a la hora de vestir cuero. Esta apariencia ruda inspiraría a Lino para fabricar equipamiento para motoristas una vez de vuelta a Italia.

Los primeros esbozos

demonio
Primeros diseños del logo. Fuente: Dainese

La idea de Dainese toma forma, se realizan los primeros bocetos del «demonio de la velocidad», símbolo de dinamismo y rebelión, convirtiéndose en uno de los logos más reconocibles del sector.

Poco después, en 1972 confeccionarían su primera prenda: un pantalón de motocross. Así se fundaba la empresa en Vicenza (Italia).

La colaboración con los pilotos

No tardarían en promocionar pilotos del Campeonato Mundial de Motociclismo. Tan pronto como en 1974 las nuevas técnicas de confección, con inserciones elásticas facilitaban la mobilidad, eran tan populares que los pilotos mundialistas comenzaban a demandarlos.

El primer piloto en enfundarse un mono Dainese fue el aleman Dieter Braun, que por aquel entonces defendía la corona de 250 c.c.

En 1978 junto al campeón del mundo Barry Sheene se desarrollaría el primer protector de espalda. El encargado de su diseño sería el prestigioso diseñador Marc Sadler.

backprotector

La especialización de un sector

En 1981, año en el que se comercializan los primeros, una minucia si tenemos en cuenta la revolución que se estaba forjando.

cinta roberts
Kenny Roberts con su característica cinta americana en la rodilla.

Trabajando conjuntamente con el 5 veces campeón del mundo Toni Mang, se cambiaría la manera de confeccionar los monos. Hasta entonces la confección se realizaba como la de un traje de vestir, con el piloto en vertical.  Con la intención de crear monos que supusieran un dispositivo integral de seguridad, se comenzaría a tomar los patrones con el piloto sentado sobre la propia moto. Esto mejoraría enormemente tanto la comodidad como el rendimiento en pista.

A finales de los años 70 el estilo de pilotaje cambiaba y con el debía cambiar el equipamiento para su práctica. Kenny Roberts no solo se haría popular por sus victorias, sino también por su estilo de pilotaje «rodilla al suelo».

mag dainese
Toni Mang vistiendo un mono Dainese con deslizaderas Porcupines. Fuente: Pintrest

En los albores de esta técnica los pilotos no utilizaban otra cosa que no fuese cinta americana adherida a las rodillas, así sin más. Dainese introduciría por primera vez en ese mismo 1981 las primeras deslizaderas.

Por aquel entonces era muy arcaicas. El producto era conocido como «Porcupines» (puercoespines), debido a que estaban formadas por múltiples cilindros de siliconas.

Tan solo un año después, se investigaría la utilización de materiales compuestos. Estos materiales los componen diferentes densidades: una parte blanda que absorbe el golpe y otra más dura que lo disipa.

En 1983 Freddie Spencer probaría en el circuito de Kylami una nueva generación de espalderas conocidas como Aragosta (langosta). Esta protección se inspira en gran medida en el exoesqueleto de los invertebrados, facilitando la movilidad mientras que se presenta la suficientemente rígido para proteger de un impacto. Este diseño sigue vigente hasta nuestros días.

El perfeccionamiento técnico

backprotector
Detalle de la joroba aerodinámica. Fuente: Dainese

Mientras tanto, se seguiría perfeccionando las deslizaderas, reduciendo la superficie de contacto para mejorar la fricción. Tras cuatro generaciones, ya no tenían nada que ver con aquellos «puercoespines», pareciéndose en gran medid a a las actuales.

Se comienza a tener en cuenta factores como la aerodinámica. Los monos Dainese equiparían por primera vez la «joroba» aerodinámica en 1988.

Tres años después, las botas comenzarían a montar una deslizadera en la puntera. Este sistema sigue utilizándose, aunque actualmente Dainese utiliza puntera de titanio.

Todos estos cambios empujarían a Dainese a crear el centro de desarrollo D-TEC. Un laboratorio de diseño y pruebas dedicado íntegramente a desarrollar tecnología protectora.

Décadas en la vanguardia

La apertura del centro D-TEC incidiría directamente en los nuevos productos de la empresa. Dainese vestiría a los pilotos de la cabeza a los pies, lanzando al mercado el nuevo casco Ergon utilizando fibra compuesta para su fabricación.

Max Biaggi ganaría su segundo mundial de 250c.c en 1995 utilizando un prototipo de guantes que sería la antesala de los guantes modernos. Los guantes Full Pro combinaría la fibra de carbono y el kevlar para crear unos guantes que protegiesen los nudillos y las muñecas de forma íntegra.

guantes-biaggy
Max Biaggy probando los guantes de fibra de carbono y Kevlar. Foto realizada por Elliot L. Doering
airbag dainese
Primer prototipo D-Air. Fuente: Dainese

¿Alguien ha dicho que un equipo de seguridad tiene que dejar de lado el diseño? ¡Se equivocaba! El mono T-Age ganaría el premio Compasso D’Oro, uno de los más prestigiosos galardones en cuanto a diseño se refiere.

Seguramente pienses que el Airbag es una tecnología recién creada, pero lo cierto es que lleva 18 años de desarrollo. El primer prototipo de D-Air se presentaría en Munich en el año 2000. Este prototipo estaría desarrollado conjuntamente con la empresa israelí Merhav APP.

Las otras caras de Dainese

Philippe Perakis utilizando equipamiento Dainese para MTB. Fuente: Wikipedia

Si estás leyendo esto seguramente conozcas Dainese por su gama de equipamiento para motoristas. Es más, es muy probable que ni te imagines que se dedica a proveer de protección para otros deportes. Pero lo cierto es que en 1994 se abriría la división NO IMPACT dedicada al desarrollo de productos para ski, snowborad y MTB. Recientemente, en el año 2011, comenzarían a desarrollar también equipo para hípica.

Entrarían en la puerta grande de los deportes de invierno adaptando su protector de espalda a la práctica del ski y snowboard. En 2011 firmaría un acuerdo con Fischer con el objetivo de mejorar la seguridad en las pistas de ski. El airbag también llegaría a la nieve en 2015, con efectividad probada a 80 km/h.

La división de MTB gozaría también de gran popularidad. Varios campeones del mundo de la talla de Cedric Gracia, Shaun Palmer y Anne-Caroline Chausson confiarían su seguridad a Dainese.

Presente y futuro de Dainese

El éxito del centro de desarrollo D-TEC era palpable, iniciando así la actividad con un centro móvil: el D-Mobile. Dainese analiza in-situ la eficiencia de sus productos durante los grandes premios.

valentino rossi dainese agv
Valentino Rossi utilizando un mono Dainese y casco AGV. Fuente: Twitter

Ahora Dainese y la empresa de cascos AGV son uno, ofreciendo como nunca el sistema de seguridad integral perseguido, aunando 115 años de pasión por la motocicleta.

dainese equitación
Fuente: Dainese

El sistema de airbag D-Air debutaría por primera vez en competición en 2007, se lanzaría al público en 2011. Este sistema se divide en dos líneas de producto: uno orientado a los circuitos (D-Air Racing) y otro a las vías públicas (D-Air Street).

Dainese llegaría a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Tres jinetes vestirían la colección de hípica de ese año.

Pero sin duda alguna, su proyecto más ambicioso es la conquista del espacio. En colaboración con el Instituto Técnico de Massachusetts (MIT) harían la vida de los astronautas más segura. La NASA contrataría a Dainese como proveedor oficial, suministrando protección para el interior de los trajes espaciales.

El diseño su equipamiento espacial (Biosuit) sería expuesto en la Exposición Internacional de Arte de Venecia 2015. El buen hacer de la confección de Dainese vuelve a quedar patente incluso en un producto tan peculiar. Ese mismo año un producto Dainse llegaría al espacio por primera vez, Andreas Magenssen probaría la eficacia  del Skinsuit durante la misión IRISS.

Viendo hacia atrás, resulta increíble como una pasión de un chico de 20 años puede llegar tan lejos. Un viaje hasta Londres que terminaría cruzando la estratosfera.

dainese biosuit
Traje Biosuit. Fuente: Dainese

¿Conocías la historia de Dainese? ¿Te gustaría conocer la historia de alguna otra marca?. No olvides dejar tu opinión en los comentarios.

Deja una respuesta