Apoteosis en Argentina, el Gran Premio de la Polémica.

El campeonato de MotoGP se pone caliente en Argentina. Hemos disfrutado de tres carreras totalmente imprevisibles

Moto3, el agua como protagonista

Marco Bezzecchi hizo que la KTM volviese a lo más alto del podio, una posición que no conocía desde el Gran Premio de Italia del pasado año. Una victoria más que merecida si tenemos en cuenta que dominó de principio a fin. Su estrategia basada en tratar de abrir hueco en los primeros compases de la carrera demostró ser la más acertada.

La carrera había comenzado antes de que el semáforo se pusiera verde, durante la vuelta de calentamiento. Con la carrera declarada en mojado, el por entonces líder del campeonato Jorge Martín tomaría la arriesgada decisión de entrar al Pit Lane a cambiar neumáticos por unos slicks. Los 50 segundos que duró el cambio penalizaría enormemente al madrileño

Martín se había jugado demasiado a una sola carta. La pista aún seguía húmeda (sobre todo en la parte recién re-asfaltada) mientras que los neumáticos de lluvia aguantaron sorprendentemente bien el ritmo. Factores que penalizarían en gran medida su posición final, teniéndose que conformar con una undécima posición.

Destacacable actuación de Alonso López, el rookie conseguiría una meritoria 6º posición confirmándose como un valor de futuro. La segunda posición de Arón Carnet lo posiciona como nuevo lídel del campeonato ¿Será capaz de defender el liderato? Tendremos que esperar a Austin para salir de dudas.

El resurgir de Pasini

Una vez llegados a la categoría intermedia, la incertidumbre de la lluvia queda despejada. Carrerta declarada en seco, con carril suficiente pero zonas críticas encharcadas.

Parece mentira que el italiano Pasini ( haya pasado por innumerables penurias durante más de un lustro, 7 años de sequía, uno de ellos sin competir. Mattia Pasini con 32 años es el más veterano de la categoría y nuevo líder de Moto2.

Ni la gran salida de Xavier Vierge pudo con un intratable Pasini que dominó el húmedo (que no empapado) trazado argentino. El barcelonés se consagraría como «piloto top» consiguiendo una segunda posición en el cajón.

Pasini vería comprometido su liderazgo tanto por Vierge como por Miguel Oliveira (KTM), pero el portugués terminaría retirándose de la lucha calculadora en mano.

Alex Márquez tendría que conformarse con una quinta posición. Dos posiciones más atrás Joan Mir entraría en el «Top 10» adaptándose a las mil maravillas al salto de categoría.

Comienza la locura en MotoGP

En la categoría reina se avistaba una carrera atípica con una pole de Jack Miller, el australiano daría lección magistral marcando el mejor tiempo del sábado ¡con la pista mojada y neumáticos slick!

Lo que no se imaginaba Miller es que le tocaría defender esta posición durante la salida más extraña de la historia de MotoGP. La carrera sería declarada en mojado, todos los pilotos salvo el poleman Jack Miller cambiarían de neumático antes de comenzar.

¿El resultado? ¡Todos los pilotos de la parrilla salvo Miller saldrían desde la última posición! Una solución que no está reflejada en el reglamento técnico, lo correcto debería haber sido salir desde el pit lane: primera de muchas polémicas.

Con los motores en marcha, justo después de la vuelta de formación y antes de la salida, la Honda de Marc Márquez no arrancaba. El vigente campeón del mundo se convertiría en el protagonista de la jornada pese a no puntuar. Mientras trataba de arrancar la moto, llegaría a poner su máquina en dirección contraria, comprometiendo su propia seguridad y la de sus adversarios.

En la primera vuelta Zarco arrollaba a Pedrosa. El barcelonés terminaba de esta manera un fin de semana que se avistaba prometedor.

Durante el primer paso de Márquez por línea de meta le marcan en la pizzara su sanción, un drive-through. Comenzaría así una salvaje lucha por la remontada, marcando la vuelta rápida. Este endiablado ritmo no tardaría en tener consecuencias: Espargaró sería arrollado por Márquez en la vuelta 9.

Mientras tanto, Jack Miller seguiría encabezando la carrera hasta la vuelta 14, cuando comenzaría la lucha con Alex Rins.

La frenética segunda mitad de carrera

La lucha entre Miller y Rins propiciaría que el grupo de atrás se acercase, formándose así un grupo de cabeza formado por Miller, Rins, Zarco y Crutchlow.

Rins cometería un error durante la vuelta 16, colándose en la entrada de la curva, volviendo a la cuarta posición. Crutchlow (LCR Honda) aprovecharía la coyuntura para posicionarse en cabeza de carrera. El británico demostraría gran frialdad en su pilotaje, rodeado de pilotos que no estaban acostumbrados a liderar carreras.

El gran momento llegaría durante la comentadísima vuelta 20, Márquez tiraría a Valentino Rossi de su Yamaha, desatando comentarios encontrados. Crutchlow se haría con la victoria, Zarco conseguiría una segunda posición mientras Rins cerraría el podio. Pero la carrera no había terminado aún…

El «Salseo» Post-Carrera

Después de que Márquez tirase a Rossi, la polémica estaba servida. Márquez se dirigió al box de Yamaha para pedirle perdón a Rossi, lo echarían sin darle la oportunidad de mediar palabra con el Italiano.

Más tarde, Rossi haría unas declaraciones tan polémicas como de costumbre. Diría que «Márquez eleva la peligrosidad de la categoría» y que «tiene miedo de compartir pista con él».

Posteriormente sentenciaría sobre las disculpas de Márquez: «Espero que no me vea más a la cara».

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Jose Juan Panduro Nuñez

    Estoy muy triste que hoy día los pilotos tengan que recurrir a adelantar de la manera en que Zarco y Marquez lo hicierón durante toda la carrera, no es justo que te le metas a un piloto por dentro en el justo momento en que te toca tumbar la moto para trazar la curva, pues te encuentras a otro piloto de momento y la reacción normal es enderezar la moto y frenar, y eso trae concencuencias fatales, más si el circuito está mojado, no es justo que Pedrosa se fuera al suelo por culpa de una mala acción de Zarco…En mi opinión DORNA debería de prohibir ya ese tipo de adelantamientos…Una cosa es acerlos unos metros antes y ganarle la posición a un piloto por el interior, provocandole a esté que tenga que frenar para no chocar con la rueda trasera del piloto que le adelantó por apurada de frenada…pero lo de metersele a un piloto en el último segundo por dentro apurando la frenada, eso es juego sucio a mi forma de verlo…Lo que hizó Marquez con Espargarró tampoco estuvo bien, y mucho menos lo que hizó con Valentino, practicamente le envistió…La verdad es que odio que pasén estás cosas, parece que estamos viviendo un momento en que varios Pilotos y no diré quiénes porque todos lo sabemos quieren ganar a toda costa y realizan maniobras sucias provocando caidas a otros y quitándoles de opciones de triunfo…En mi humilde opinión ya es hora de que DORNA tome cartas en el asunto y ponga reglas nuevas, para que todo se establezca…Saludos y V´s….

    1. sportpasion

      Muchas gracias por tu comentario Jose Juan

      Tienes gran parte de razón, hace lustros que no se ve una bandera negra en MotoGP. Los jueces de pista tienen la mano muy blanda a la hora poner sanciones. Parece que no quieren levantar polémica y llegan a tratar a los pilotos como niños.

      No se trata de favoritismos, es simple, tener presente el reglamento y aplicar las sanciones pertinentes.

      Un saludo.

      Aaron

Deja una respuesta